EL SAGRADO SUTRA DEL CORAZON

Alabanza a la Perfección de la Sabiduría escrita por Se Dra Chedzin, hijo natural de Buda Shakyamuni. “Me inclino ante la Madre de los Budas de los Tres Tiempos, la Perfección de la Sabiduría que no nace ni cesa. Es inconcebible e inexpresable como la naturaleza del cielo. Es un objeto de la percepción directa solo para la mente de los Arias”.

 

SUTRA DEL CORAZÓN

 

Arya-Bhagavati-Pranaparamita-Hrdaya-Sutram
¡Homenaje a la Sagrada Perfección de la Sabiduría!

 

Así oí en cierta ocasión. El Bienaventurado se encontraba en Rajagriha, en la cima del Pico del Buitre, junto con una gran asamblea de monjes y de Bodhisatvas. En aquella ocasión, el Bienaventurado estaba absorto en la concentración que examina todo fenómeno llamada “Apariencia Profunda”.

 

Al mismo tiempo, el noble Señor Avalokitesvara, el Bodisatva y Mahasatva, contemplaba en la práctica de la Perfección Profunda de la Sabiduría, aprehendiendo los cinco skandas como vacíos de sí mismos. Entonces, por inspiración de Buda, el venerable Sariputra, le dijo al noble Señor Avalokitesvara, el Bodisatva y Mahasatva: “¿Cómo debe proceder un hijo de buen linaje, cuando desea adiestrarse en la práctica de la Perfección Profunda de la Sabiduría?”. Y el noble Señor Avalokitesvara, el Bodisatva y Mahasatva contestó al venerable Sariputra de la siguiente forma: “Sariputra, cualquier hijo de noble linaje que desee adiestrarse en la práctica de la Perfección Profunda de la Sabiduría, deberá hacerlo así: Aprehendiendo los cinco skandas como vacíos de sí mismos.

 

Forma es vacuidad, vacuidad es forma. Vacuidad no es mas que forma y forma no es mas que vacuidad. Del mismo modo, sensaciones, recogniciones, voliciones y consciencia son vacías.Así pues, Sariputra, todos los dharmas son vacíos, carecen de características diferenciadoras; ni son producidos ni cesan, ni son impuros ni inmaculados, ni deficientes ni completos. Por tanto, Sariputra, en vacuidad no hay forma, ni sensación, ni recognición, ni volición, ni consciencia; no hay ojo, ni oído, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo, ni mente; no hay forma visible, ni sonido, ni olor, ni gusto, ni tacto, ni objetos de la mente; no hay elementos visuales, etc., hasta no haber elementos mentales, ni elementos de la consciencia mental. No hay ignorancia, ni extinción de la ignorancia, etc., hasta no haber envejecimiento ni muerte, ni extinción del envejecimiento ni de la muerte; por tanto, no existe el sufrimiento, ni su causa, ni su cesación, ni camino, ni sabiduría, ni logro, ni ausencia de logro.

 

Por tanto, Sariputra, porque no hay logro, los Bodisatvas observan y confían en la Perfección de la Sabiduría, con sus mentes libres de oscurecimientos y de temor. Trascienden toda visión errónea y alcanzan el fin, el Nirvana.

 

Todos los Budas de los tres tiempos, al confiar en la Perfección de la Sabiduría despiertan completamente a la suprema y perfecta Iluminación. Por tanto debe conocerse el mantra del Prajnaparamita como el mantra del gran conocimiento, el mantra supremo, el mantra inigualable, el mantra que calma todo sufrimiento, la Verdad porque carece de error. El mantra del Prajnaparamita es proclamado:

 

¡TA YATHA: GATE GATE PARAGATE PARASAMGATE BODHI SYAHA!

 

De este modo, Sariputra, deberá un Bodisatva Mahasatva adiestrarse en la Perfección Profunda de la Sabiduría”.

 

Entonces, el Bienaventurado surgió de su concentración y ensalzó al noble Señor Avalokitesvara, el Bodisatva y Mahasatva, diciendo: “Bien dicho, bien dicho, ¡hijo de noble linaje!, así es hijo de buen linaje, así es. Tal como has enseñado deberá ser practicada la Perfección Profunda de la Sabiduría y todos los Tathagatas se alegrarán”.

 

Cuando el Bienaventurado se pronunció así, el venerable Sariputra, el noble Señor Avalokitesvara, el Bodisatva y Mahasatva, y todos los presentes, incluyendo devas, humanos, asuras y gandarvas, quedaron complacidos y elogiaron las palabras del Bienaventurado.

 

(Así termina el Arya Bhagavati Prajnaparamita Hrdaya.)

 

Versos añadidos al comienzo de las Enseñanzas:

 

Me postro ante el grupo de dakinis en los tres chakras
Que permanecen en el sagrado yoga de usar el espacio.
Por vuestros poderes de clarividencia y emanación mágica,
Cuidad de los practicantes como una madre a su hijo.

 

AH KA SA MA RA TSA SHA DA RA SA MA RA YA PHE (X 21)
TA YA THA: OM GATE GATE PARAGATE PARASAMGATE BODHI SOHA

 

Por la verdad de la existencia de las Tres Joyas,
Puedan todos los obstáculos internos y externos ser superados.
¡Puedan llegar a ser inexistentes! (Clap, palmada)
¡Puedan ser pacificados! (Clap, palmada)
¡Puedan ser completamente pacificados! (Clap, palmada)
Puedan todas las fuerzas negativas opuestas al Dharma ser completamente pacificadas.
Puedan las huestes de ochenta mil obstáculos ser pacificadas.
Podamos nosotros ser apartados de todas las condiciones adversas al Dharma, y podamos obtener todas las circunstancias
conducentes al Dharma.
¡Pueda haber auspiciosidad, felicidad y bienestar aquí, ahora mismo!

Centro de Meditación Budista Yamantaka

Carrera 27 # 61 D - 27 // Bogotá, Colombia

Para recibir las ultimas noticias en tu correo electrónico, subscríbete aquí.


Ni bien uno se da cuenta de que la solidaridad es útil, que es algo que vale la pena, de inmediato asume una decisión para cultivarla. -RT

Dalai Lama Dalai Lama